Neuromarketing aplicado al Performance Marketing

El neuromarketing se está convirtiendo en una técnica de investigación del comportamiento del consumidor que cada vez es más solicitada por la fiabilidad que sus resultados aportan. Sigue leyendo si quieres saber en qué puede ayudarte esta innovadora herramienta y por qué en Inka Marketing apostamos por el neuromarketing.

neuromarketing y performance marketing

Toda agencia o empresa que cuente con su propio departamento de marketing que desee tener éxito a largo plazo debería dedicar la mayor parte de sus recursos en entender al público al que se dirige.

Ya no vale con hacer una rápida reunión entre los miembros del departamento y decidir en 15 minutos cómo va a ser la estrategia de la campaña. Ahora los consumidores están hartos de ver infinidad de productos que les aportan exactamente lo mismo con apenas unas diferencias estéticas.

Ante esta saturación, la llegada de nuevas técnicas de investigación que profundizasen en cómo va a reaccionar nuestro target frente a nuestros productos o campañas era acuciante, dado que ya no existe la certeza de que un buen producto tenga éxito.

Puede que, simplemente, sea invisible a los ojos de tu consumidor.

Neuromarketing para conocer a tus clientes

La innovación en tecnologías para la investigación del comportamiento del consumidor y la neurociencia ha abierto el camino a todo un mundo de conocimiento para los profesionales de marketing.

En concreto, el Neuromarketing consiste en un conglomerado de técnicas de investigación para estudiar el impacto que tienen diferentes campañas de publicidad o marketing en nuestros clientes o potenciales consumidores.

Con ellas lo que se pretende es medir la actividad del cerebro y del sistema nervioso para comprender cuándo las personas están realmente atendiendo al anuncio, ver qué cosas son las que les llaman la atención, qué momentos les agradan o desagradan, a qué miran en cada momento, etc.

¿El resultado? Un análisis detallado de cómo ha reaccionado, literalmente, el cerebro de nuestro consumidor a los estímulos a los que lo hemos expuesto.

 

Principales herramientas del Neuromarketing

Para sacar todos estos resultados sobre el comportamiento del consumidor el neuromarketing se vale de diversas técnicas y herramientas, cada una enfocada a analizar una métrica concreta. A continuación, mostramos brevemente las principales técnicas:

  • Electroencefalograma (EEG): Gracias a una serie de electrodos se registra la actividad eléctrica del cerebro utilizando unos sensores que se ponen sobre la cabeza. Permite sacar una gran cantidad de información relevante como los niveles de atención, el engagement con el contenido, si despierta emociones positivas o negativas e incluso la probabilidad de que el contenido sea recordado.
  • Eye tracking: Es una de las técnicas más conocidas y mide y registra los movimientos oculares y la dilatación de la pupila para ver exactamente dónde miran los participantes y durante cuánto tiempo. Así podemos saber qué se está mirando y qué pasa desapercibido con total fiabilidad.
  • Facial Coding (FC): Mide los movimientos voluntarios e involuntarios de los músculos de la cara sin necesidad de sensores. Lo que hace es grabar y medir con una cámara las microexpresiones faciales para asociarlas a diferentes estados emocionales y cognitivos. De gran utilidad junto con otras técnicas que miden la actividad cerebral.
  • Respuesta Dermoeléctrica (GSR): Es una técnica que mide los niveles de sudoración de la piel al registrar sutiles cambios en la conductancia de la piel. Con ello se sabe si un contenido está activando fisiológicamente al individuo y, por tanto, su nivel de excitación.
  • Electrocardiograma (ECG): Esta técnica registra la actividad del corazón colocando sensores en la piel, normalmente junto al GSR. Gracias a ella podemos tener información real sobre el estado emocional de los participantes al ser expuestos a distintos estímulos si se combina con otras de las técnicas nombradas.

¿Datos o creatividad?

Los días en los que la creatividad primaba por encima de todo lo demás parecen haber quedado atrás en beneficio de las métricas y el Big Data.

Pero no lo malinterpretéis. La creatividad es fundamental en absolutamente toda campaña de publicidad o marketing y que esta sea un éxito o un fracaso absoluto depende directamente de la calidad del desarrollo creativo de la idea central.

Lo que decimos es que ahora las campañas no giran en torno a la mejor idea creativa que salga de un brainstorming, sino que ahora la piedra angular de la estrategia tienen que ser datos que marquen un camino a seguir. Una vez tenemos claros los resultados de nuestros análisis cuantitativos y cualitativos y hemos decidido una estrategia en función de estos, entraría en juego la creatividad para llevarla a buen término.

Un antes y un después para el Performance Marketing

Pero a menudo nos topamos con que, a pesar de haber invertido una gran cantidad de dinero y tiempo en hacer estudios cuantitativos y cualitativos sobre nuestro target, a veces las campañas de marketing y publicidad lanzadas no tienen el éxito esperado.

Es aquí donde entran en juego los estudios de neuromarketing, dispuestos a aportar algo de luz ante la incertidumbre que despiertan estas situaciones.

Y es que resulta que a veces, por mucho que la estrategia de nuestra campaña estuviese bien planteada y el concepto creativo fuese original, hay cosas que sencillamente no podemos prever si no estudiamos en detalle el comportamiento de nuestro cerebro ante la campaña que queremos mostrar.

Tal vez el logotipo fuese demasiado grande y quitase protagonismo al nuevo producto que se quiere lanzar. O tal vez los colores escogidos y la disposición de los elementos no despiertan las emociones que pretendemos. Puede que incluso descubramos que el producto no funciona para el target que teníamos pensado, pero encanta a otro tipo de público que para nosotros era secundario.

Todo esto que es imposible de prever en un estudio habitual de mercado puede ser analizado al detalle gracias a las herramientas que el neuromarketing aporta a los profesionales del marketing y la publicidad. Es precisamente esto lo que hace que el neuromarketing pueda significar un antes y un después en el marketing de resultados.

Por eso en Inka Marketing hemos decidido dedicar esfuerzo y recursos para poder ofrecer esta clase de estudios a nuestros clientes, ya que estamos convencidos de que analizar directamente el origen de todas las decisiones como consumidor es lo que mejores resultados puede aportar.

Ponte en contacto con nosotros si quieres conocer más sobre nuestra forma de trabajar y cómo podemos ayudarte en tu estrategia de marketing.

Seguir leyendo —

¿Quieres más contenido?

Ver los post

¿Preparado para comenzar?

Contáctanos
Subir