Desarrollo de una web corporativa ideal

Desarrollo de una web corporativa ideal

 

Desarrollar una web corporativa ideal es algo que cada día cobra más importancia, independientemente del sector en el que tu negocio se mueva.

En Inka Marketing, tenemos amplia experiencia en el desarrollo de páginas webs y estrategias digitales para todo tipo de clientes y sectores, lo que nos ha permitido conocer de primera mano las diferentes necesidades y cantidad de trabajo que implica cada proyecto.

Cada proyecto es un mundo y conlleva una serie de desafíos y peculiaridades, completamente diferentes, pero la mayor parte de ellos deben pasar por el diseño y Desarrollo de una web corporativa ideal y adecuada para tu modelo de negocio.

Sin embargo, este es un proceso que suele resultar bastante complicado y costoso de abordar ya que requiere una gran planificación y estrategia.

Muchas de las páginas webs corporativas existentes pueden contener miles de páginas de contenido y landings, por lo que la revisión de la arquitectura de la información estas y de su diseño puede ser algo abrumador.

Desarrollar tu web corporativa desde cero puede suponer un desafío incluso mayor: Debes ser capaz de planificar toda una amalgama de situaciones y casos de uso que tal vez no hayas previsto y ofrecer una solución a medida para todas ellas.

No debes olvidar que tu web corporativa es el escaparate y la vía por la cual tus posibles usuarios entrarán.

A lo largo de los años hemos tenido el privilegio de poder trabajar y desarrollar estrategias digitales de una gran variedad de clientes, lo que a su vez nos ha brindado un amplio conocimiento de las prácticas que funcionan y las que no en cuanto a experiencias digitales se trata.

A continuación compartiremos algunos de los consejos imprescindibles que debes conocer para abordar la estrategia de tu web corporativa si quieres marcar la diferencia.

Alinéate con el usuario para desarrollar una web corporativa ideal

Uno de los errores más típicos a la hora de abordar un rediseño o la creación de una web completamente nueva es caer en la habitual práctica de poner el foco en aquello que quieres contar como empresa. En lugar de eso, párate a pensar qué es lo que realmente tus usuarios necesitan y lo que les interesa para poder adaptar tu contenido a ello.

Una página web es mucho más que un escaparate digital que debe lucir bonito, debe servir a un propósito claro y este debe impregnar todas y cada una de las partes de tu página web, y este propósito debe estar íntimamente ligado a las necesidades de sus usuarios. Todas y cada una de las decisiones que se tomen sobre el sitio web deben partir de la pregunta de si beneficiará o no al usuario.

Nuestra recomendación a la hora de desarrollar una web corporativa es preguntarte de manera rutinaria a lo largo de cada fase de estrategia y planificación cómo va a interactuar tu usuario con la página web y cuál es la mejor forma de responder a sus necesidades.

Asegurarte de que la experiencia de usuario por tu web sea agradable y satisfactoria logrará que estos se vayan de tu web con un buen sabor de boca y con la impresión de que les respondiste aquello que estaban buscando.

Comprende a tu audiencia para desarrollar tu web corporativa ideal

Todo lo dicho hasta ahora deja claro que el foco debe estar siempre en el consumidor. Sin embargo, para lograr dejar una impresión positiva en estos necesitamos conocerlos y comprenderlos.

Desde un punto de vista empresarial, lo más probable es que tu audiencia sea de lo más amplia y diversa, con consumidores que provienen de diferentes lugares y con gustos y estilos de vida totalmente diferentes.

Por ello, parece bastante improbable que se pueda lograr hablar eficazmente con todos ellos a través de un único mensaje, pero es ahí donde entra en juego una buena estrategia de planificación y Desarrollo de una web corporativa ideal, ya que tendrás que aislar a los diferentes segmentos y diseñar tu web para que todos ellos puedan encontrar lo que necesitan.

A pesar de que el núcleo de tu negocio sea tu audiencia, es vital no olvidarse de que son los trabajadores de tus diferentes departamentos los que mejor conocen qué es lo que funciona y lo que no. De ahí se deriva que estos también jugarán un papel decisivo en la construcción de la arquitectura y la dirección del diseño web de este.

Contar con las perspectivas de los departamentos de marketing, ventas, operaciones o cualquier otro que desempeñe un papel importante en tu negocio aportará información realmente valiosa sobre lo que quiere el cliente y su forma de interactuar con la web. Además, esta visión global del negocio te permitirá visualizar y prever las mejores oportunidades que puedan presentarse.

El diseño del contenido: amplitud y profundidad y disposición

Como hemos mencionado anteriormente, lo más probable es que tu audiencia sea diversa y, por tanto, que tus necesidades de contenido sean bastante complejas, ya que debes saber cómo llegar a los distintos tipos de usuarios y adaptar los flujos de contenido a ellos.

Nuestra principal recomendación es que el contenido debe guardar siempre un balance entre profundidad y amplitud. Por un lado, un contenido demasiado amplio perderá al usuario antes de que termine de leerlo y no lograremos transmitirle la información que creíamos necesaria, mientras que un contenido demasiado breve no responderá a sus preguntas y parecerá poco significativo.

Por otra parte, si profundiza demasiado en tecnicismos y contenido avanzado su audiencia también se perderá, mientras que si lo hace demasiado simple carecerá de valor.

Tan importante es el contenido que se crea como la manera en que decides mostrárselo a los usuarios. En este sentido, es importante recordar que la capacidad que tenemos para atender a los contenidos decrece cada día más. Por ello, es buena idea empezar a asumir que la gente probablemente no llegue hasta el final del contenido.

Si quieres minimizar lo máximo posible este efecto, debes generar un contenido que consiga que el texto resulte fácil de leer y destaque las ideas principales para que no pasen desapercibidas.

Apuesta por la usabilidad móvil

Ya no se puede imaginar una estrategia digital para desarrollar una página web corporativa que no tenga la usabilidad móvil como uno de los pilares de esta. La importancia que adquiere la experiencia de tus usuarios a través de esta vía es cada vez mayor y determinará en gran medida la visibilidad de tu marca en los motores de búsqueda.

Una mala usabilidad móvil desde la perspectiva del usuario no tiene perdón, ya que se entiende como una prueba de que a la marca no se preocupa por su audiencia y que no se adapta a los nuevos tiempos.

Esto se traduce como una gran disminución de las conversiones que tu sitio web consigue y de la reputación de tu marca si no se controla a tiempo. Diseñar una página web corporativa para que la experiencia móvil sea adecuada se puede convertir en un proceso realmente complejo y costoso a nivel empresarial.

Esto se debe a que normalmente una empresa cuenta con gran cantidad de contenido y capas de navegación y adaptarlas a estos dispositivos puede implicar una reestructuración completa de nuestra web.

Sin embargo, por costoso que sea, dar prioridad a la experiencia de usuario a través de un móvil es una apuesta que siempre acaba mereciendo la pena si se hace correctamente, ya que se ha demostrado que tiene un impacto positivo en las ventas tanto en entornos B2C como B2B.

Seguir leyendo —

¿Quieres más contenido?

Ver los post

¿Preparado para comenzar?

Contáctanos
Subir