¿Cómo combinar una estrategia de CPC y SEO para mejorar mis resultados?

Por extraño que pueda parecer, diseñar una estrategia de CPC y SEO combinada puede mejorar tus resultados de marketing en gran medida. De hecho, en Inka Marketing nos atrevemos a afirmar que es la ÚNICA forma de explotar todo el potencial que ambas estrategias pueden llegar a desarrollar. Continúa leyendo si quieres saber por qué.

equipo de seo y ppc

Una estrategia de CPC y SEO para mejorar tu resultados

En una estrategia de CPC las palabras clave compiten entre ellas para mostrar tu anuncio por la búsqueda que deseas. Sin embargo, cada día son más las marcas que entran en escena y los motores de búsqueda actualizan sus algoritmos prácticamente a diario, por lo que lleva mucho tiempo mantener a nuestras marcas en el mapa.

Todo ello sin mencionar que los profesionales del SEO y del SEM navegamos dentro de un conjunto de reglas lógicas que cambian continuamente y que, de la noche a la mañana, pueden derribar todo nuestro trabajo si no hemos actualizado nuestros contenidos de acuerdo a esos cambios. Sin saberlo, estamos tomando parte en juego salvaje en el que solo los más capaces de adaptarse sobrevivirán.

En un esfuerzo por mantenerse al día, las empresas emplean dos vías separadas para darse a conocer: búsqueda orgánica y estrategias de pago. Históricamente, las mayoría de empresas han tratado estos canales individualmente, pero la realidad es que lo orgánico y lo pagado funcionan mejor juntos. Al igual que una relación simbiótica, estos contribuyentes individuales son aún más poderosos cuando se combinan. La clave para ser encontrado en la naturaleza (también conocido como la red mundial) es adoptar un enfoque holístico.

¿Qué es exactamente CPC y SEO?

CPC (coste por clic)

Es un subconjunto de SEM (publicidad de motores de búsqueda) donde las empresas pagan a un motor de búsqueda (como Google) cada vez que alguien hace clic en tu anuncio. Cada vez que realizas una búsqueda en la gran G, puedes ver rápidamente anuncios CPC en la parte superior de la página con un texto «Anuncio» a la izquierda de las URL. Como habrás adivinado, las marcas pagan para mantener este lugar. En el caso de CPC, las marcas solo pagan cuando un visitante hace clic en su web.

El SEO (optimización de motores de búsqueda)

Por otro lado, el SEO es una forma orgánica de lograr que tu página web obtenga un lugar de alto rango. Esta estrategia trata de optimizar tu contenido con palabras clave para aparecer (sin pagar) en los mejores resultados.

El SEO a menudo se denomina orgánico porque no hay compra de anuncios que dicte su clasificación. En cambio, las marcas identifican cuidadosamente las palabras clave e integran estas frases en el copy de su página web, en el contenido de su blog y en sus landing pages. Un desafío del SEO es mantenerse al día con los algoritmos de los motores de búsqueda.

En un esfuerzo perpetuo para proporcionar la mejor experiencia para sus clientes, los grandes motores de búsqueda cambian constantemente la forma en que proporcionan la puntuación. De hecho, ahí radica el gran éxito de estos buscadores, ya que cada uno tiene un algoritmo diferente y de este depende su éxito. No es de extrañar que el algoritmo de Google sea el equivalente digital de la fórmula secreta de la Coca-Cola. Los cambios esporádicos son conocidos por mantener a los especialistas en marketing alerta y al mundo del SEO bastante animado.

¿Y por qué es la hora de juntar a los equipos de CPC y SEO?

Diseñar una estrategia de CPC y SEO puede ayudarte a obtener un mejor puesto en las SERP, optimizar tus mensajes y, en última instancia, iniciar más conversaciones con los clientes. En primer lugar, este dúo dinámico se puede utilizar para optimizar tu tasa de clics. Con dos estrategias de motor de búsqueda ejecutándose simultáneamente, estás maximizando el posicionamiento de tu marca. Con un alcance mayor, está trasladando más personas a tu anuncio, más personas a tu página web y más clientes potenciales a tu funnel de ventas.

Tu tasa de clics es uno de los factores clave para determinar tu puntaje de calidad, que a su vez influye en el lugar en el que se encuentra en el ranking SERP. Una alta tasa de clics te ayuda a mantener tu rango actual y subir la página a un espacio más premium.

Pero combinar tu estrategia de CPC y SEO no solo te permite duplicar el conocimiento de la marca, sino que este dúo SEO y CPC también puede ayudarte a capitalizar la información que recopila de cada canal. Al abrir un flujo transparente de información entre los equipos, puedes compartir datos de palabras clave, copys exitosos y métricas.

Imagina que gracias a tu campaña de SEM en Google descubres una palabras clave que te genera mucho tráfico de calidad o que tiene un CTR mucho más alto que la media de keywords del sector. En esta situación, un especialista en campañas de PPC de una empresa en la que estos no tienen contacto con el equipo de SEO se limitaría a pujar más fuerte por dicha palabra y ya.

Sin embargo, ¿no sería mucho más lógico darle esta información a los SEO de tu empresa para que empiecen a generar contenido para posicionarse orgánicamente por dicha palabra también?

Con un flujo abierto de comunicación, tu campaña de PPC podrá brindarle a los especialistas en SEO una idea, palabra por palabra, sobre lo que los prospectos están buscando en internet. Al identificar las frases exactas y las palabras clave basadas en preguntas que buscan los prospectos, se te presenta una valiosa lista de palabras clave viables e ideas de contenido. El informe de «long tail» de tu campaña de pago por clic puede, básicamente, convertirse en uno de tus mejores creadores de contenido SEO para añadir a tu calendario.

Mantener alineada tu estrategia pagada y orgánica

Para ejecutar esto, el informe «Pagado y Orgánico» en AdWords es un excelente lugar para comenzar. Al tomar términos de búsqueda orgánicos de las Herramientas para webmasters de Google, puedes ver cómo encajarían con tu estrategia de búsqueda paga actual. Capitalizar esta herramienta te permite obtener nuevas ideas para palabras clave, asegurarte de que está haciendo una oferta por las correctas y te ayuda a comprender cómo los cambios en un canal pueden afectar al otro.

Una vez estamos armados con esta información de keywords, los equipos de SEO pueden trabajar para clasificar orgánicamente estos términos, mientras que los equipos de CPC pueden enfocar sus esfuerzos en nuevas fronteras. O, si tienes el presupuesto para duplicar las palabras clave tanto orgánicamente como con CPC, puedes trabajar para obtener tus resultados orgánicos y pagos en la primera página de Google, ya que a mayor tráfico en tu web, mejor te posicionará el motor de búsqueda en SERP. Con el codiciado primer lugar alcanzado, será difícil no hacer clic en tu marca.

Esta feliz fusión presenta una gran oportunidad para que CPC colabore y comparta copys de anuncios de mejor rendimiento para páginas que tienen una lista orgánica similar. La pregunta que puedes estar haciéndote es, lógicamente, ¿cómo lo hago? Voilà:

  • Obtén un informe de palabras clave de Google Search Console.
  • Identifica las palabras clave objetivo con las clasificaciones Top 1.
  • Evalúa la posición promedio de cada palabra clave en comparación con el Estudio CTR orgánico de Google.
  • Haz una referencia cruzada de CPC CTR para las mismas palabras clave y adopta solo el copy de los anuncios de mejor rendimiento como metadatos.

Estrategia de Remarketing

Dado que solo el 2% de los visitantes que visitan su sitio se convertirán en la primera interacción (o visita a tu web), puedes usar tu equipo de PPC para implementar una campaña de remarketing para atraer al otro 98% a tu página. Esto no solo aumenta la probabilidad de que el visitante convierta la segunda vez, sino que también aseguras que el esfuerzo inicial de SEO (para atraer a los visitantes en primer lugar) no se desperdicie. No olvides que el usuario pasa por varias fases antes de decidirse a comprar, y muchas veces eso solo ocurre si nos encargamos de estar ahí llevándolo de la mano en cada una de las interacciones.

Para sellar realmente el vínculo y combinar eficazmente la estrategia de CPC y SEO, póngalo por escrito. Establecer objetivos compartidos y métricas combinadas ayudará a los equipos a colaborar. Un par de KPI de PPC y SEO para elegir incluyen tasa de clics, conversiones, retorno de la inversión y participación del usuario.

Conclusión

Para mantenerte al día con los cambios en los motores de búsqueda y la competencia exponencialmente creciente, los especialistas en marketing deben alinear sus esfuerzos de CPC y SEO. Crear un matrimonio entre ambos equipos es una forma segura de aumentar la visibilidad de tu marca, aumentar el tráfico y (si todo va bien) traer a casa más conversiones.

La alineación de estas dos estrategias te permite compartir ideas que incluyen palabras clave exitosas y frases de cola larga para unir mantenerte en la mente de tu cliente potencial cuando esté preparado para comprar. Tus estrategias de CPC y SEO unidas llevarán al usuario a tu página web. Luego dependerá de lo atractivo que sea tu contenido mantenerlos a bordo a largo plazo. Eso queda en tu mano.

Seguir leyendo —

¿Quieres más contenido?

Ver los post

¿Preparado para comenzar?

Contáctanos
Subir